5 ene. 2015

Solo se hacer daño...

...a los que me rodean.
No es intencionadamente, pero soy consciente.
Se que con mi carácter hago más mal que bien. Que no compenso las risas con los gruñidos.
Pero me he hecho así con los años, con las experiencias y son cualidades casi automáticas en mi.
Cuando algo dentro de ti está roto hay ocasiones en las que es inevitable que salten los cristales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario